Im Kampf gegen den „Schandvertrag“: Italienische Basisgewerkschaften mobilisieren gegen Renzis Diktat der Sozialpartnerschaft

Non patto sociale - „Tarifeinheit“ auf italienisch: Gewerkschaftsdiktat statt Organisationsfreiheit, Kommando statt DebatteDer Vertrag – über den auch LabourNet Germany verschiedentlich berichtete – stammt vom 10. Januar 2014 und ist in Wirklichkeit ein Diktat des Unternehmerverbandes Confindustria: Es wird die Vertretungsberechtigung von Gewerkschaften darin geregelt und zwar nach dem von den Unternehmern angestrebten „Modell Fiat“. Bedeutet konkret, dass sowohl zu den Wahlen der betrieblichen Vertretungsorgane wie RSU/RSA (nur theoretisch entfernt mit Betriebsräten zu vergleichen) als auch zu den Tarifverhandlungen nur solche Gewerkschaften zugelassen werden, die zwei Grundbedingungen erfüllen. Zum einen müssen sie eben diesen Vertrag vollinhaltlich unterzeichnet haben, zum anderen mindestens 5% der Belegschaft organisiert. Was gerade in Italien, mit seiner vielfältigen Gewerkschaftsbewegung von vielen nicht nur Basis-GewerkschafterInnen als direkter Angriff auf die gewerkschaftliche Demokratie verstanden wurde und wird. Der Druck von Unternehmen und Regierung, sowie durch die strikte Durchführung, wo möglich, scheint in diesen beiden Jahren nun so groß geworden zu sein, dass auch einzelne Basisgewerkschaften sich gezwungen sahen, diesen Vertrag zu unterzeichnen, was ursprünglich nur die drei großen Mehrheitsverbände CGIL, CISL und UIL getan hatten (auch, um „lästige Konkurrenz“ loszuwerden – Vergleiche mit ausländischen Tarifeinheiten kann jede/r selbst ziehen). Der (ins Spanische übersetzte) Aufruf „Defendemos el unionismo de lucha para rechazar las medidas de austeridad, racistas, explotadoras y de represion!“ vom 03. Dezember 2015 wurde von zahlreichen Basisgewerkschaften und AktivistInnen unterzeichnet und fordert die Fortsetzung des Widerstands gegen den „Schandvertrag“ und ein Umdenken jener, die in Richtung Unterzeichnung sich bewegen oder bereits bewegt haben, wozu auch verschiedenste Aktivitäten vorbereitet werden.

Italia: contra el Acuerdo de la “Vergüenza” sobre la representación sindical

Defendemos el unionismo de lucha para rechazar las medidas de austeridad, racistas, explotadoras y de represion!
Defendemos el derecho de espresion y el derecho de huelga!
El 10 de Enero de 2014 los secretarios generales de la Cgil, la Cisl y la Uil, Ugl (se trata de los sindicatos mayoritarios en Italia) junto con los representantes de la patronal italiana (Confindustria) han firmado un acuerdo (“Texto Único sobre la representación sindical”) que reduce a cero la democracia sindical en las empresas privadas, extendiendo y empeorando el modelo Fiat-Pomigliano (donde se aplicó por vez primera) a todas las empresas privadas. La patronal italiana (Confindustria) y los sindicatos mayoritarios (Cgil, Cisl e Uil, Ugl) han decidido cancelar la democracia sindical en el puesto de trabajo con la firma de este acuerdo.
¿En qué consiste este acuerdo?
Solo los sindicatos que “acepten de manera expresa, formal e íntegra todos los contenidos del actual acuerdo” y las consecuencias en materia de reglamentación electoral que se derivan podrán
a) participar sin vetos ni limitaciones a las elecciones para formar rsu/rsa (órganos de representación de los trabajadores en las empresas)
b) participar a la negociación colectiva del sector y de la empresa (para ser considerados “representativos” tienen que representar al menos al 5% de los trabajadores del sector).
c) ser reconocidos por parte de las empresas como sindicatos representativos y tener derecho a la retenciones de las cuotas sindicales en la nómina de los trabajadores.

A cambio de esto, los sindicatos firmantes del Texto Único sobre la Representación sindical tienen que renunciar al derecho de proclamar libremente huelgas y se comprometen a moderar la hostilidad contra las empresas, renunciando en realidad a la lucha y al conflicto. De hecho, los sindicatos firmantes no podrán organizar iniciativas de lucha o huelgas contra los convenios/acuerdos (convenios colectivos o de una sola empresa) que hayan sido ya firmados por el 50% más uno de los representates de los trabajadores (rsa/rsu) o por los sindicatos mayoritarios del sector, so pena de la suspensión de los derechos sindicales e incurrir en sanciones económicas que pueden ser aplicadas incluso a los trabajadores. Aún más, ¡los sindicatos firmantes no podrán organizar protestas o huelgas durante la fase de negociación de los convenios!

Es un ataque más contra el derecho de huelga en las empresas privadas, que va a sumarse a las limitaciones de este derecho en el sector público, en los transportes, en la sanidad y en los llamados servicios “esenciales”, sectores todos donde no es posible organizar huelgas indefinidas y que sufren hoy ataques por parte del gobierno.

¡Firmar este acuerdo significa contribuir a la destrucción del sindicato como instrumento de lucha y de defensa de los trabajadores y trabajadoras.

Un ataque muy grave contra los derechos de los trabajadores y las trabajadoras
El Texto Único es un ataque sobre todo a los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, a los que se les negará la posibilidad de elegir libremente sus representantes sindicales en sus puestos de trabajo y sobre todo se arriesgan a tener que sufrir en silencio acuerdos a la baja con la patronal, tanto en el plano salarial como en el de los derechos.

Se trata de un acuerdo contra las libertades sindicales que obliga a todos los sindicatos firmantes a sentarse a negociar con la patronal, cancelando la democracia de la representación sindical y el derecho a disentir de los trabajadores, privándolos de los principales instrumentos a disposición de los trabajadores para rechazar los ataques de la patronal y del gobierno: la Huelga y la acción sindical combativa.

¡Demasiados sindicatos lo han firmado!
Desafortunadamente, después de una movilización inicial fuerte y unitaria contra el Texto Único – en la que han participado numerosos sindicatos, desde los metalmecánicos de la Fiom a los sindicatos de base – y a pesar del éxito de la campaña en contra de la firma del acuerdo de la vergüenza, promovida por la Coordinadora No Austerity y llevada a cabo por numerosos sindicatos y comités de lucha, a pesar de todo esto, algunos sindicatos de base han decidido firmar el Texto Único.

La Fiom (Federación Empleados y Obreros Metalmecánicos) se está presentando en la mayor parte de las elecciones Rsu y Rsa firmando los contenidos del acuerdo, después de que la dirigencia nacional de la Fiom ha abandonado la batalla contra la firma del acuerdo al interno de la Cgil. Hasta la dirigencia nacional de Cobas Lavoro Privato, Snater, Orsa y hace poco Usb (todos sindicatos de base) han decidido claudicar ante el chantaje padronal firmando este acuerdo vergonzoso.

Nosotros pensamos que cuantos más sindicatos firmen este vergonzoso acuerdo más se debilita a su vez la lucha contra el Jobs Act (última reforma laboral del gobierno italiano), contra los despidos, contra el racismo y contra todas las medidas de privatizaciones y austeridad del gobierno. La dirigencia sindical que firme este acuerdo renuncia de facto a luchar por su derogación abriendo el camino a nuevas leyes contra el derecho a la huelga, la representación sindical y la libertad de expresión: una ley ya anunciada por el gobierno, que como demuestran las declaraciones de sus ministros y diputados, intentará cancelar cualquier minimo derecho de protesta.

¡Impulsemos de nuevo la campaña contra la firma del Acuerdo de la “Vergüenza” y por la defensa del derecho a la huelga!
Contra la explotación por parte de la padronal y el gobierno, los trabajadores deben organizarse de manera autónoma a través de representantes que sean expresión de las luchas y no falsos delegados sindicales, siervos de los dictados emresariales, con las manos atadas y privados de instrumentos concretos de oposición sindical.

Es necesario y urgente impulsar de nuevo la batalla contra el acuerdo de la vergüenza sobre la representación sindical, en paralelo a la campaña contra la represión de las luchas y del derecho a disentir. Defender el sindicalismo conflictual y el derecho a la huelga es un primer paso fundamental para una movilización unitaria y coordinada contra las políticas de austeridad impuestas por el gobierno (entre ellas el Jobs Act), contra la privatización de la Sanidad, Transportes, Educación (la ley llamada “Buena Escuela”), que especulan sobre los salarios y desmantelan los servicios públicos esenciales.

¡Movilicémonos por la defensa de los derechos democráticos y de las luchas contra el fascismo y solidaricémonos contra el racismo y el machismo!

Nuestro llamamiento: ¡Fírmalo tú también!
Los firmatarios de este llamamiento:

1) Pedimos a todos los trabajadores y a las organizaciones sindicales combativas que se movilicen por la democracia de la representación sindical y por el derecho a la huelga, combatiendo el acuerdo de la vergüenza sobre la representación y todas las medidas anti-huelga.

2) Pedimos a los grupos dirigentes nacionales de la Fiom, Cobas Lavoro Privato, Usb, Snater, Orsa, que retiren su firma al Texto único sobre la representación sindical en cualquier istancia (a nivel nacional, de convenio colectivo, en cada empresa) y a los activistas sindicales de las organizaciones sindicales que ya han firmado de no reconocer en cada una de las empresas la legitimidad de los comités de empresa nacidos a la luz del acuerdo de la vergüenza.

3) Apoyamos y difundimos de forma unitaria todas las iniciativas, también aquellas al interno de las organizaciones sindicales, contra el acuerdo de la vergüenza, dando nuestra disponibilidad a costruir momentos de información para los trabajadores en los puesto de trabajo y en el territorio.

4) ¡Impulsamos nuevamente la batalla contra el Jobs Act y contra todas las políticas de austeridad, racistas y autoritarias del gobierno Renzi!